20110623

¿Contrastes?

Divagué perdido en lo abstracto de lo inmenso,
Tenso me encuentro,
No hay ningún secreto,
Cada párrafo un decreto,
Escribo para lo obsoleto,
El insomnio es parte de mi entrenamiento,
¿Para qué entreno?,
Ya no soy humano y me escupe el sereno,
Terreno árido,
Te miró y me ves pálido,
La mirada de un minusvalido,
Si!, soy diferente, lo acepto,
Si!, soy un ente repleto de complejidad y diversidad, lo acepto,
Divagué perdido en la inmensidad de lo abstracto,
Tras haber cerrado el pacto,
De un canto falto de encanto,
Me abraza el camino de lo desconocido,
Siembro a mi paso voces de exilio,
Un grito de auxilio ya no es suficiente mi mente se perdió,
El sonido ya no es válido,
Sensaciones, sensaciones,
Son grotescas,
Casi perfectas,
Hablo dialectos zapotecos,
Insectos sudan por mis poros,
Fríos y tibios delirios escurren por mi piel,
El recuerdo del ayer preso en el futuro,
Maldita hoja a rayas,
Parece que sigo normas hasta en el cuaderno,
Es un infierno ver al cielo con los pies en la tierra,
Mi cara todo lo contrario a tu concepto de belleza,
Mi cara en el espejo una figura borrosa cuando sueño,
Entonces me digo: estoy soñando...¿a donde voy?.

¿A donde voy?, la pregunta suena como un estruendo,
¿Qué quiero ser? y ¿Qué soy YO?,
Son formas desgarradoras que carcomen mi interior,
Y como aquel que baja a lo más profundo del mar me asfixia la presión,
¿o será que estoy subiendo demasiado?,
ya no se como reaccionar y ni se como pensarlo,
siento que mi cara refleja no más que un río,
un río perdido en lo más profundo de un bosque,
¿y quien será el que me encuentre? si ni yo se donde estoy,
ya mis pies no saben donde están y solo sienten el rigor de este terreno árido,
mi vista se nubla y todo parece blanco, el vapor aparece y yo luzco pálido,
tomará al menos bastante tiempo para que pueda comprender,
pero ya quisiera entender la razón de mi merced,
a mi diestra y siniestra diviso esqueletos sin fin hacinados,
y los cráneos del viento, agitados me parece que escucho gemir,
¡Oh! ¿Qué me importa el Sol? ¿Alguna cosa ya de los días por acaso espero?
Si en su vuelo pudiera yo seguirle,
vacío nada más tristes desiertos vieran mis ojos en todas partes,
¡De cuanto alumbra el Sol, nada deseo;
nada le pido al mundo ni a los hombres;
nada le pido, nada, al universo!,
no experimento encantos;
y como un alma errante me contemplo en esta tierra:
¡el sol, de los vivos, no puede, no recalentar los muertos!,
arrástrame viento y llévame al interior del templo
para pedirle al tiempo tan solo un momento.

Quiero ser la pieza, la alquimia, la dosis, el estandarte que parte
de la parte mas distante a un corazon sin yugo,
sino encuentro mi fortaleza,
que alguien le grite a mi poesia que prevelezca,
y por si acaso se marchita cual flor en el desierto,
recitarla con voz grave en un micro abierto.

Despierta, despierta, el Sol se acrecienta,
aparece, aparece, tan solo en mi mente,
el humo no deja ver lo que hay en mi ser,
perfecta demencia de un futuro cruel,
quiero ser la pieza, la alquimia, la dosis, el estandarte que parte,
volar sin rumbo fijo llevandome a nadie,
encontrar el refugio que tanto he soñado,
encontrar el refugio que tanto he buscado,
suelta mi mente, suelta mi ser, dejame ser tan solo esta vez.....

1 comentario:

Usuario dijo...

Viaje al vaivén del cuerpo.
Deleite.

ANTECEDENTES

ESQUIZÓMATAS

Esquizoversos es propiedad intelectual de los autores del contenido en cuestión.. Con la tecnología de Blogger.