20110703

Hipérbolas constantes del interno ser semejante a una supernova a punto de explotar

Me decía no tener tiempo para lo que me hace estar vivo,
Pensaba que por aquella rutina,
parecía prisionero dentro de aquella búrbuja sin sentir alivio.
Entre tanto falso y sin sentido caminar me alejaba de lo que mas quería
y es que ahora comprendo otro punto más de la vida;
las ideas siempre se alejan de nuestro camino porque son las que nos hacen caminar.
Quiero quedarme sin voz,
Sin decir una excusa mejor,
Y asi poder hablar desde el centro de mi interior.

El día en el que empecé a volar no lo recuerdo,
Y por tanto caminar no me lo creo,
Soñaré despierto gritando en el silencio,
Miraré al cielo para sentirme vivo,
Y cerraré los ojos para no mirar nunca más el abismo.

He dejado de pedir perdón,
Y es que no existen las razones suficientes para revertir el dolor,
Y entre tanto canto sin sentido del encanto,
Promulgo tres palabras: vivir, soñar, morir, siempre en cada trago,
Miro el horizonte con mis pupilas clavadas en la nada,
Y en la nada extiendo mis tentáculos,
En cada ángulo será cuestión de tiempo más no de aliento,
En que las promesas se relaman por palabras que terminan donde yo comienzo.

He descubierto que ya volvi a nadar contra corriente,
Simplemente puse palabras a las lágrimas,
Y un nombre al subconsciente,
Atravieso el eterno efímero,
Él me enseñó mi ser al ver mi reflejo en el eco,
Y me guardan desprecio los que no saben conocerlo.

Crezco entre planetas en el conjunto de lo eterno tomando por conciencia que todo siempre es nada,
Crezco como el humo adentrandome en lo trágico,
Me siento siempre como el héroe que conquista lo olvidado de aquel tiempo otorgado que es siempre esculpido por un nudo anclado,
El tiempo es inmortal y las palabras son la clave,
Aún no entiendo porque la gente se queja de las cargas,
Las cargas fortalecen,
Hay que tomarlas, acariciarlas y guardarlas en el hangar de lo infinito recordando nuestro ser finito,
Con el cincel en mano corro en el espacio haciendo a un lado mi estado imperfecto,
Y en efecto, estrello mi cincel con la fuerza de cien pies,
Vengo de sueños de la inspiración,
Buscando el olvido para obtener meditación.

Me estremezco no soy vulgar y lo agradezco,
No busco nada y siempre encuentro todo y es entonces cuando juego en el lodo,
Se fue ya el tren más no era el mío,
Y sigo aqui sentado fumandome un canuto y suspiro,
¿Es que deveras lo necesito?,
Pues ahora no lo sé y todo está bien y todo comienza a rodar para convertirse en el ayer.

2 comentarios:

david guzmán dijo...

Que todo siempre es nada...

Muy buena frase.

En en general tiene ideas vírgenes que no deben ser tan explotadas, o en general el escrito tiene un contenido que podría ser más definitivo si sólo se dejara lo verdaderamente importante. Creo que se puede pulir y dejar algo excelso.

Titos Kun dijo...

Exploto mis conocimientos de física y matemáticas, agradezco mucho tu opinión, cualquier comentario acerca de tu "pulida", la recibiré, gracias.

ANTECEDENTES

ESQUIZÓMATAS

Esquizoversos es propiedad intelectual de los autores del contenido en cuestión.. Con la tecnología de Blogger.